lunes, 26 de noviembre de 2007

ORO LÍQUIDO

La escasez del agua

El agua cubre tres cuartas partes de la superficie de la Tierra. El 3% de su volumen es dulce. De ese 3%, un 1% está en estado líquido, componiendo los ríos y lagos. El 2% restante se encuentra formando casquetes o banquisa en latitudes polares.

Las fuentes, los manantiales, las cuencas o cañadas están en acelerada vía de extinción, hay cambios de clima y suelo , inundaciones, sequías y desertización. Pero es la acción humana la más drástica: ejerce una desforestación delirante, retira el agua de los ríos de diferentes maneras, entre otras con obras de ingeniería, represas y desvíos.

El sector agrícola, mayor consumidor del agua

El sector agrícola es el mayor consumidor de agua con el 65%, no sólo porque la superficie irrigada en el mundo ha tenido que quintuplicarse sino porque no se cuenta con un sistema de riego eficiente, razón principal que provoca que las pérdidas se tornen monumentales. Le siguen el sector industrial que requiere del 25% y el consumo doméstico, comercial y de otros servicios urbanos municipales que requieren el 10%. Para el año 2015 el uso industrial alcanzará el 34% a costa de reducir al 58% los volúmenes destinados para riego y al 8% los destinados para otros usos. El consumo total de agua se ha triplicado desde 1950 sobrepasando los 4,300 km3/año, cifra que equivale al 30% de la dotación renovable del mundo que se puede considerar como estable, este bien es tan preciado como el oro y además reluce. Sin embargo, parece no serlo. En España se desperdicia, y por el contrario, se necesita, no es normal que siendo el país más árido de la Unión Europea, sea el que más agua consume para abastecimiento. Y lo mismo en regadíos ''Los regadíos consumen el 80% del total, por el que no pagan ni un solo euro''

Desde hace años, la mayor parte de los especialistas sobre el agua de nuestro país y todos los ecologistas, llevan denunciando que en España el agua no se consume, sino que se derrocha. Lo hacen los ciudadanos, lo imitan las empresas e históricamente lo realizan los agricultores.Los 300 litros de agua al día que consumen los 44 millones de ciudadanos de media, nos sitúan casi a la cabeza de la tabla que dominan países con ciclos de lluvia mas abundantes que los de estos pagos.

¿Por qué? Posiblemente porque el agua en nuestro país apenas cuesta dinero , esta cantidad de dinero es una nimiedad para una industria que mira más las facturas de electricidad, teléfono o gastos sociales. También es poca cosa para los ciudadanos en general que, fundamentalmente en las grandes ciudades, pagan el agua englobada en los recibos de la comunidad de propietarios, por no tener contadores propios.
Para la agricultura no es una nimiedad, porque ni tan siquiera pagan una solo euro por el agua que inunda sus cam
pos, que sin embargo ha necesitado costosísimas inversiones monetarias y ambientales para llegar a las lindes de sus fincas.

La cultura del agua gratis

La cultura del agua gratis surge en España con el franquismo. Empeñado el régimen de Franco en dotar de agua a los agricultores y en apoyar al sector primario, se invirtieron los recursos de décadas. Mil embalses El resultado es que nuestro país cuenta probablemente con la regulación de agua dulce más importante de Occidente. Más de 1.000 embalses se ocupan de ello. Lo que permitió que un mejor nivel de vida llegara al agro también creó una cultura de la gratuidad, que hoy pasa factura.

Mucho más si se tiene en cuenta que la agricultura, esencialmente el regadío, consume el 80% del agua dulce del país. Sobre los campos sembrados se vierten ni más ni menos que 25 millones de hectómetros cúbicos, mientras que los ciudadanos sacan de sus grifos otros cuatro millones y la industria se conforma con otros dos.

La contaminación del agua

La contaminación por tuberías de desechos debe ser controlada de alguna manera.
El déficit local y regional de agua es debido, sobre todo, al aumento de las necesidades surgidas del desarrollo económico y de la explosión demográfica.
El recurso agua es cada vez más apreciado, tanto para uso doméstico industrial o agrícola. Su escasez, sobre todo en las zonas áridas y semiáridas, la sitúan como prioridad vital para el desarrollo de las poblaciones: "si no hay agua, no hay vida".

Mucho se habla de las depuradoras para reutilización del agua en ciertas actividades donde no se requiere la calidad de potable (claro, dado el acondicionamiento de las aguas degradadas). Pero hemos olvidado que también hay desperdicios que no están a la vista y por ello no les ponemos atención.

video

Adicionalmente,la contaminación causada por los efluentes domésticos e industriales y las prácticas del uso del suelo, está reduciendo notablemente la disponibilidad de agua utilizable. En la actualidad, una cuarta parte de la población mundial, es decir, mil quinientos millones de personas, que principalmente habitan en los PED (Países en Desarrollo) sufren escasez severa de agua limpia, lo que ocasiona que en el mundo haya más de diez millones de muertes al año.


No hay comentarios: